Páginas

2 de marzo de 2011

Capulus ungaricus







Caperuza, gorro frigio. Diminuto molusco con una concha de apenas tres vueltas que le dan forma de gorro frigio. Playa de Poniente, Gijón, febrero 2011.


“Contra natura. La esencia conflictiva del mundo vivo” Arcadi Navarro y Cuartellas. Publicaciones de la Universitat de Valencia, 2009.

No hace mucho, en la prensa diaria se publicaron recientes hallazgos sobre nuestros antepasados cercanos, destacando que precisamente los más débiles, y no los más fuertes físicamente, sobrevivieron en la evolución, lo que contradice –según el periodista- la teoría de Darwin. El problema es que la supuesta contradicción existe en la cabeza de la mayoría de la gente y no sólo en la del osado reportero, mal informado.
El libro de estos autores pone en claro las teorías evolucionistas y sus fundamentos y de forma sencilla rebate el argumento anterior: adaptarse al medio no es ser el más fuerte. Permanece la especie que más se reproduce en un ambiente determinado, y las pequeñas variaciones genéticas que la hacen cambiar favorecerán a los individuos que mejor se adaptan a los nuevos medios, que se reproducirán y transmitirán sus genes a los siguientes.
Este es el motor de la evolución, que no piensa, ni tiene intenciones, ni es bueno ni malo, conceptos humanos que a lo más sirven para justificar unas posturas creacionistas o lo contrario, mixtificadoras de lo natural. Hormigas que esclavizan a congéneres, primates que intentan exterminar a otros para conseguir nuevos territorios, leones que matan a los hijos del león destronado, etc son algunos de los ejemplos de la falsa armonía de la naturaleza. Por otra parte existe la colaboración y las células de nuestro cuerpo son un buen ejemplo de ello; cooperar es bueno para poder reproducirse mejor, a costa del sacrificio de otras células que no pueden hacerlo, pues si lo intentan matan al propio organismo (cáncer), y a las que hay que controlar con mecanismos como los inmunitarios. Lo mismo hacen las abejas en sus panales. Es decir, existe una lucha constante, pues las células u organismos “malos” varían genéticamente y se reproducirán si consiguen evitar tales controles, que deberán ser neutralizados por otras células que genéticamente también habrán variado.
En fin, un buen libro con citas para poder ampliar los conocimientos es estos aspectos y otros como los famosos memes de  Dawkins o los estudios sobre las religiones -enemigas naturales de la teoría darwiniana- desde el punto de vista evolutivo.

No hay comentarios: