Páginas

16 de abril de 2012

Pistacia atlantica. Almácijo.

Floreciendo en el Jardín Botánico de Gijón, abril de 2012.
Hoy prefiero informar de un reciente artículo que anda circulando entre los blogueros de la naturaleza: "De cómo la actividad cinegética afecta a la monarquía. Revisión histórica, desde el oso de Favila al elefante de Juan Carlos II" Deducen que tal actividad puede ser peligrosa, aunque los datos son poco fidedignos, de hecho el último accidente ha sido en el campamento base, quizás el rey andaba con una buena trompa encima....
En una de las respuestas, seguro de cualquier republicano perroflauta, se solicitaba aplicarle la nueva legislación del marianito: puesto que la empresa está en crisis económica, y el empleado de baja laboral, hay motivos suficientes para echarle.



4 comentarios:

fenixavisunica dijo...

Si llegamos a saberlo los republicanos hacemos una colecta hace muchos años para que se vaya de safari, vistos los (excelentes) resultados de la cacería para nuestros intereses...

César dijo...

Hubiese pagado con gusto.

mit allem Drum und Dran dijo...

Almácijo, para una jerezana como yo suena igualito que "amacijo", así con c en vez de con s, y significa revoltijo de cosas ..... En la situación actual, tu entrada no podía haber sido más oportuna , porque menudo amasijo se traen estos entre manos.....
Un saludo.

César dijo...

Yo diría que amasan buena cantidad de dinero, como ejemplo el yerno deportista, el cual habrá tenido en cuenta a sus suegros en el reparto...