Páginas

28 de febrero de 2011

Tectura virginea





Lapa de pocos milímetros que se alimenta de algas. Litoral rocoso gijonés, marzo de 2011.


“Elemental, queridos humanos. Vida y andanzas del ingenioso planeta tierra contadas por Juan Luis Arsuaga con dibujos de Forges”. Juan Luis Arsuaga y Milagros Algaba. Ed. Planeta, 2010.

Existe un refrán español que puede ser aplicado con bastante propiedad al contenido de este libro: “el que mucho abarca poco aprieta”. En 300 páginas de letra grande y bastantes dibujos del buen viñetista, se intenta explicar nada menos y nada más que la aparición de los homínidos en la tierra, la evolución de todo el planeta hasta la actualidad, salpicaduras geológicas y teorías medio ambientales como el calentamiento global. Así, tal condensación lleva de forma inevitable -en algunos capítulos- a listados de términos científicos que casi sobrepasan al número de palabras que intentan aclararlos. Los detalles bien y más ampliamente expuestos, correspondientes a su especialidad y objeto de estudio, iluminan con fuerza, pero sólo esos aspectos. El resto queda demasiado deslabazado y escueto. Visión excesivamente antropocéntrica si tenemos en cuenta que los humanos, a pesar de que podemos destruir el planeta, somos una parte ínfima del tiempo de evolución, es decir, según el título de la obra, nos deberían dedicar el epílogo.

No hay comentarios: